socorro beato

Opinión. Conjugar el crecimiento económico con la conservación de nuestro territorio

.- Socorro Beato

La Estrategia Europa 2020 en el eje relativo al crecimiento sostenible orienta hacia la utilización eficaz de los recursos con el objetivo de desligar el crecimiento económico de la utilización de recursos, promoviendo la eficiencia energética y el cambio hacia una economía con bajas emisiones de carbono, mayor uso de las fuentes de energía renovables y el desarrollo de tecnologías verdes.

La estrategia adquiere en Canarias mayor relevancia por nuestra posición como región ultraperiferica y nuestros condicionantes estructurales como la insularidad y la doble insularidad; nuestro aislamiento territorial y energético; la fragmentación territorial y nuestro pequeño tamaño; la escasez de recursos naturales; y en general nuestra dependencia del exterior que nos hacen más vulnerables y frágiles que cualquier otro territorio continental a la hora de afrontar los desafíos que representan la lucha contra el cambio climático, la gestión de los residuos, la política energética o la presión demográfica.

La pregunta es cómo conjugar nuestro crecimiento económico, el progreso social y la generación de empleo con la preservación de nuestro territorio y nuestro medio ambiente porque el futuro de nuestro Archipiélago dependerá de que seamos capaces de acertar en la respuesta y encontrar la fórmula más adecuada de armonizar ambas variables.

Contamos con unos recursos naturales y unas condiciones excepcionales: aproximadamente el 40% del territorio insular lo representan los espacios protegidos, entre los que sobresalen nuestros cuatro Parques Nacionales -Teide, Caldera de Taburiente, Timanfaya y Garajonay-, más de una decena de Parques Naturales, además de varias Reservas de la Biosfera y, dentro de la Red Natura 2000, diversos Lugares de Interés Comunitario.

El Archipiélago es un referente mundial por nuestra singular biodiversidad y la fragilidad de sus sistemas biológicos por su situación geográfica, su relieve volcánico y las especiales condiciones de aislamiento.

También nuestro mar supone un excelente laboratorio natural con una rica biodiversidad marina para la investigación, el desarrollo y el ensayo de tecnologías verdes. Preservar los recursos hídricos y el medio marino garantiza la conservación de los recursos naturales al tiempo que ofrece unas enormes posibilidades para el crecimiento económico a través del turismo y la generación de una industria ligada a la gestión del agua y el medio marino. Es precisamente en este ámbito donde la experiencia acreditada de Canarias puede ser un referente para el desarrollo de infraestructuras en varios países africanos.

Conciliar el desarrollo sostenible con el desarrollo económico requiere impulsar la gestión urbanística a través de la actualización de la normativa ambiental, territorial y urbanística.

Éste es el propósito de la futura Ley del Suelo y de los Espacios Naturales de Canarias cuyos objetivos se centran en conseguir una mayor claridad y seguridad jurídica, mediante la simplificación, la racionalización y la actualización normativa, sin menoscabo de la protección de nuestro territorio. Prueba de ello es que el principio de no regresión es uno de los ejes de la futura Ley, con la salvaguarda de los espacios naturales protegidos y dando primacía al suelo rústico.

Esta semana celebrábamos el Día Mundial del Medio ambiente bajo el lema “Conectar a las personas con la naturaleza”, una ocasión para concienciarnos de la importancia de incorporar hábitos, valores, actitudes, comportamientos activos y compromisos encaminados a preservar nuestro Archipiélago como territorio finito mediante el uso sostenible de los recursos naturales.

Una conciencia que puede estimularse desde la Educación Ambiental por la vía de la información, la formación, la participación social y la investigación buscando provocar cambios en niños y jóvenes de modo que el principio de responsabilidad sea un criterio reconocido y asumido desde edades muy tempranas.

Esta es una tarea en la que todos tenemos la responsabilidad de contribuir por lo que desde las administraciones públicas, los centros de investigación, las universidades, las industrias y sectores productivos, y en general desde el conjunto de la sociedad, debemos trabajar para la conservación nuestro aire, nuestro suelo, nuestra rica biodiversidad, los recursos hídricos y nuestro medio marino.

Noticias relacionadas

Grupo Nacionalista Canario