Cruz

Aprobada por unanimidad la propuesta de Jonathan Felipe para declarar la Fiesta de la Cruz como Bien de Interés Cultural y Turístico

El Parlamento de Canarias ha aprobado esta mañana la iniciativa del diputado del Grupo Nacionalista Canario, Jonathan Felipe, por la que se persigue la declaración de la Fiesta de la Cruz como Bien de Interés Cultural y de Interés Turístico Regional.

“La Fiesta de la Cruz es una de las señas de identidad de la Comarca Este de La Palma y, más concretamente, de los municipios de Mazo, Breña Baja, Santa Cruz de La Palma y Breña Alta”, explicó.

Estos cuatro municipios hace años que se han unido para poner en valor la llamada ‘Ruta de las Cruces’, que cada año, en la noche del 2 al 3 de mayo, une en su recorrido por toda la comarca las cruces que jalonan caminos, plazas y rincones, algunas de ellas de tradición centenaria.

“Como comunidad debemos proteger aquello que nos diferencia y nos hace únicos”, señaló Jonathan Felipe. “Pero, además, hay que dar a conocer el valor intangible que entraña esta fiesta, el esfuerzo y la dificultad de su celebración y los riesgos que corre la transferencia intergeneracional de su esencia, algo que, sin duda, es digno de preservar como parte de nuestro legado histórico común”.

Los barrios y sus gentes son los que mantienen la tradición. “Son muchas horas y días de trabajo alrededor de los diseños o de los talleres, en los ‘locales de cruceros’, para ofrecer una muestra digna de un museo de arte efímero que dura un día, pero que pasa cada año a la memoria de la eternidad”, destacó el diputado de CC.

En el caso de las cruces que se engalanan con joyas, llevan consigo la vigilia nocturna para guardar la cruz que es un momento de cohesión social entre familiares y vecinos, “pero que también nos vincula al legado de nuestros antepasados y a la herencia de aquellos palmeros que emigraron y retornaron”.

Jonathan Felipe defendió el indiscutible interés cultural de esta fiesta para la isla de La Palma y para toda Canarias, pero también su interés como reclamo turístico “si recibe el apoyo de las instituciones canarias para darle la relevancia que merece”.

Breña Alta cuenta desde hace años con un Museo dedicado a la labor artesana del enrame de las cruces; Santa Cruz de La Palma aporta el elemento original y único de los Mayos, unos muñecos de trapo que toman las calles para homenajear a vecinos significativos del barrio, reflejar la actualidad o para hacer crítica social; Breña Baja y Mazo han logrado impulsar la Ruta anual de Tapas y Cruces, donde participan negocios de restauración de los cuatro municipios. “Ahora, necesitamos ir un paso más allá y que los ayuntamientos, el Cabildo de La Palma y el Gobierno de Canarias reconozcan el valor singular de esta tradición palmera que merece ser Bien de Interés Cultural y de Interés Turístico Regional”, concluyó el diputado.

Noticias relacionadas

Grupo Nacionalista Canario