Oswaldo Betancort

Oswaldo Betancort insiste en contar con más recursos materiales y humanos para hacer frente al fenómeno de la inmigración

• Hoy se iniciaron las comparecencias en la comisión de estudio sobre la Inmigración que “esperamos traiga soluciones a la situación que vivimos”
• Las personas que llegan a las costas ven vulnerados sus derechos ante la pasividad de los gobiernos estatal y canario

El diputado del Grupo Nacionalista Canario, Oswaldo Betancort, ha insistido hoy en la primera sesión de comparecencias en la Comisión de Estudio sobre la Inmigración en Canarias “que siguen siendo necesarios más recursos humanos y materiales para abordar este fenómeno de una manera justa y adecuada, teniendo en cuenta la salvaguarda de los derechos humanos de aquella personas que arriban a nuestras costas”.

Así lo manifestó, esta mañana tras la comparecencia de Enrique Quintana Ramos, en la que se evidenció las enormes dificultades que se encuentran los profesionales en la atención a los menores, que se ven perdidos, con necesidades médicas, y que no disponen ni siquiera de instalaciones dignas para atenderlos ni alojarlos”.

Y además en el instrumento imprescindible para identificar su edad real, porque ellos saben que si son menores se pueden quedar, “que es la prueba ósea”, no hay capacidad para realizarla a todos los que llegan y es necesario identificar, “tal es así que actualmente están pendientes de ella el 50%”, destacó Betancort.

“Tenemos que buscar soluciones desde esta Comisión para que no vuelva a suceder que los gobiernos miren para otro lado y dejen en la voluntad, esfuerzo y precariedad de los trabajadores la garantía de una buena atención y mejor respuesta”, anunció.

Es el caso de Salvamento Marítimo, sobre cuya actividad intervino Ismael Furío, “nos confirmó que solo Coalición Canaria, junto con Esquerra, habían prestado enmiendas para incrementar las partidas económicas que les permitieran tener más recursos”, lamentó el diputado.

Las ‘salvamares’ conforman la primera línea de actuación, enfrentándose a la desesperación de los cientos de personas que llegan todas las semanas, muchas veces con solo dos miembros de la tripulación en cubierta, tratando rescatar de sus frágiles barcazas a gente desesperada y aterida de frío.

“Y cuando esto es insuficiente están los pescadores y patrones de nuestras islas más orientales los que tienen hacer frente a esos rescates, quedando tocados psicológicamente si tienen que presenciar el fallecimiento de algunos de ellos”, explicó.

Para finalizar, Betancort evidenció que no hay suficientes cuerpos de seguridad en vigilancia de la ruta canaria “ni medios, como hemos reclamado en esta cámara muchas veces en estos dos años y medio con respecto al SIVE”. No funciona y la prueba está “en que las embarcaciones entran precisamente por ese lecho de mar que no tiene vigilancia”. Es sorprendente, por tanto, que en 900 kilómetros de costa mediterránea, en la que la afluencia es mucho más escasa, “existan seis puestos marítimos fijos de la Guardia Civil y aquí no exista ninguno, concluyó.

Noticias relacionadas

Grupo Nacionalista Canario