Cristina Valido

Valido lamenta que Canarias abandone sin vacunas a la mayoría de los cuidadores de grandes dependientes

La diputada del Grupo Nacionalista Canario, Cristina Valido, exige al Gobierno de Canarias que respete la Estrategia de Vacunación e inmunice contra la Covid-19 a las personas que cuidan de grandes dependientes en los hogares de las islas

Desde el Grupo Nacionalista Canario  lamentamos que la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias abandone sin vacunas a los cuidadores de grandes dependientes que son menores de 60 años, por esa reclamamos  que respeten la Estrategia de Vacunación y continúen con la inmunización contra la Covid-19 de las personas aunque no entran en los actuales grupos de edad de vacunación. Hay que tener en cuenta que la vacunación de este colectivo está paralizada desde que se limitó el uso de Astra Zeneca a los mayores de 60 años.

“No es cierto que estén vacunando a los cuidadores mayores de 60 años, simplemente les ha tocado por razón de edad, y Sanidad ha suspendido, sin dar explicaciones, la vacunación de un colectivo que estaba en la Fase I de la estrategia de vacunación y que se consideraba absolutamente prioritario”, critica Valido.

La diputada recuerda que el grupo IV de la primera fase de la estrategia de vacunación incluía a los grandes dependientes y a sus cuidadores principales. La inmensa mayoría de los grandes dependientes ya están inmunizados, pero sus cuidadores “están siendo discriminados por el criterio de la edad”.

“Igual que en las residencias no se discriminó a los cuidadores por su edad, el Gobierno de Canarias debería garantizar la vacunación de los cuidadores no profesionales que trabajan en los hogares canarios donde merecen vivir esta situación de pandemia con un poco más de tranquilidad y menos de angustia”, insistió.

“No podemos permitir que Sanidad abandona a su suerte a padres y madres jóvenes que son los cuidadores principales de niños y niñas con parálisis cerebral, autismo severo u otras causas que los convierten en grandes dependientes, pero también a las hijas, hijos u otros familiares jóvenes que se encargan de los cuidados de personas mayores con altísimos requerimientos que no están institucionalizados”.

“Estas familias realizan un enorme esfuerzo diario, un sacrificio absoluto para mantener en sus hogares a personas con un alto nivel de dependencia. Y ese esfuerzo se paga con una discriminación por razones de edad. Se han saltado su propia estrategia de vacunación y han dejado tiradas a muchas familias que sufren día a día la angustia de pensar qué ocurrirá con las personas a las que atienden si ellas cayeran enfermas”, explica Valido.

La diputada recuerda que “han vacunado a los grandes dependientes, ¿pero qué pasa si los cuidadores principales dan positivo por Covid o deben aislarse por ser un contacto estrecho? ¿Quién se encargará de esas personas?

El drama familiar podría evitarse respetando lo que se anunció sin tener en cuenta edades, sino la realidad de unas situaciones de evidente necesidad.

Noticias relacionadas

Grupo Nacionalista Canario