Now Reading
Díaz Estébanez: “El Gobierno tiene que asumir responsabilidades por la estafa de  4 millones de euros en mascarillas”

Díaz Estébanez: “El Gobierno tiene que asumir responsabilidades por la estafa de  4 millones de euros en mascarillas”

Díaz Estébanez
  • Son necesarias más explicaciones sobre por qué Sanidad renegoció con quien les había estafado

El diputado del Grupo Nacionalista Canario, José Alberto Díaz Estébanez, ha exigido hoy al Gobierno de Canarias asumir responsabilidades por la estafa de 4 millones euros en la adquisición de mascarillas no homologadas en 2020, que posteriormente fueron destruidas por el servicio de Aduanas.

“No podemos dar por válido el argumento de que el Servicio Canario de Salud fue simplemente estafado y que los estafadores tienen que ser castigados, porque alguien dentro de la Administración lo permitió, y si no lo permitió no lo denunció de inmediato a la Justicia”, refirió Díaz-Estébanez.

Bien al contrario, cuando recibieron la noticia de que las unidades habían sido incineradas, porque eran falsas, “se volvió a renegociar con la misma empresa que, como se recordará, ni tenía solvencia económica ni técnica y se llevó una comisión de 1,3 millones de euros del total de la factura”.

Para el diputado es bastante sorprendente que se hubiera abonado por adelantado el 100% del importe, suponiendo esto una excepcionalidad en la forma de trabajar la Administración y para la que el consejero de Sanidad no dio ninguna explicación.

Una vez más, desde el Grupo Nacionalista Canario hemos constatado cómo los grupos de Gobierno intentan desacreditar las iniciativas parlamentarias, en este caso porque una comparecencia a petición propia del consejero de Sanidad tuvo lugar el viernes pasado, y ésta parecía una reiteración, cuando estaba solicitada con anterioridad, “pero no dicen nada de las solicitudes de información que hemos realizado desde el pasado mes de enero, a las que nunca nos han dado las explicaciones requeridas”, afirmó.

See Also
Oswaldo Betancort

Es ahora, tras la presión mediática y no por un ejercicio de transparencia, cuando el Gobierno intenta desviar la atención a quienes les estafaron, “obviando su responsabilidad in vigilando”, concluyó.

 

Volver arriba