Díaz Estébanez

Díaz-Estébanez solicita información al Gobierno sobre la gestión del personal en el Hospital Universitario de Canarias

El diputado del Grupo Nacionalista Canario, José Alberto Díaz-Estébanez, ha solicitado información al Gobierno de Canarias, sobre la gestión del personal del Hospital Universitario de Canarias (HUC),  “que ha generado una gran controversia y mucha protesta interna, y de lo que tanto se ha escrito en los últimos días tras el cese del coordinador de Urgencias, Guillermo Burillo, sin que hasta el momento hayamos podido escuchar ni explicación ni opinión alguna por parte del Presidente del Gobierno (que evitó la respuesta en la sesión de control parlamentario), ni por parte del nuevo Consejero de Sanidad, que no sabe cómo salir de este embrollo en el que le han metido sin ninguna justificación y apenas una semana antes de tomar posesión de su cargo”.

En este sentido, el diputado se pregunta cómo siendo el HUC el hospital de referencia del Servicio Canario de Salud, sea el que menos plazas de jefatura de servicio hayan salido a concurso con lo que se incumplen los principios de mérito y concurrencia. “Sorprende aún más que haya jefes de servicio nombrados de forma discrecional sin cumplir los requisitos para ocuparlas”, apuntó.

Díaz-Estébanez destaca que no ha salido a concurso la plaza de coordinador de urgencias, que desempeñaba Burillo, tal y como establece la norma del SCS e indica el Plan de Urgencias Sanitarias de Canarias (PLUSCAN), aprobado por este Parlamento previo informe preceptivo del Consejo Económico y Social, entonces presidido por el actual consejero de Sanidad.

Cabe recordar que la decisión de la directora gerente del Hospital Universitario de Canarias (HUC), Mercedes Cueto, de cesar al coordinador del Servicio de Urgencias, el doctor Guillermo Burillo, un profesional de larga y reputada trayectoria, “ha caído como ‘una bomba’ en el centro público de Tenerife”.

Sus compañeros han cerrado filas en torno al médico, piden su restitución y protestan contra una decisión «inexplicable» cuando están saliendo de una crisis tan grave como la del coronavirus. La destitución de Murillo ha provocado una cadena de dimisiones en bloque en Urgencias. El propio presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias (SEM), Juan González Armengol, afirmó con rotundidad que  “el cese de Burillo es una venganza personal”.

Para el diputado tinerfeño, el nuevo consejero de Sanidad, Blas Trujillo, “tiene ahora la oportunidad de poner orden en semejante desaguisado y restablecer el buen ambiente profesional entre el personal de este Centro de referencia, o por el contrario, persistir en el error por una decisión personal, injusta e injustificada de una Gerente que él no nombró, y que la tomó sabiendo que un nuevo consejero tomaría las riendas del Departamento apenas una semana después”.

Auditoría

Por otra parte, el diputado también solicitó información sobre la adjudicación de una auditoría al Servicio de Urgencias del HUC en plena fase de estado alarma por la crisis del Covid19 (y, por tanto, aprovechando que los niveles de control son mucho menos restrictivos en la contratación administrativa), y todo ello a pesar de que una auditoría similar se viene realizando en el mismo servicio y en el mismo hospital desde el 23 de enero por la Fundación Avedis Donavedian, sin que hasta el momento se sepan sus resultados.

Para el diputado, “es sorprendente que se dé este solapamiento, por lo que he solicitado conocer cuántas auditorías están desarrollándose en este momento, por parte de qué empresas, con qué importes y, en el caso de que alguna haya finalizado sus trabajos, con qué resultados”.

Noticias relacionadas

Grupo Nacionalista Canario