El Grupo Nacionalista Canario propone, a través de una Proposición No de Ley, la paralización de los despidos colectivos de TRAGSA

El Grupo Nacionalista Canario ha registrado una Proposición No de Ley (PNL) por la que se insta al Gobierno de Canarias a solicitar al Gobierno de España la paralización del procedimiento de despido colectivo de la Empresa de Transformación Agraria S.A. (TRAGSA) y de su filial Tecnologías y Servicios Agrarios, S.A. (TRAGSATEC).

En la PNL, presentada por la diputada Socorro Beato, se propone, asimismo, que el Grupo TRAGSA abra una mesa de diálogo con la representación de los trabajadores a fin de definir un plan de viabilidad que, garantizando la sostenibilidad económica de la empresa, permita el mantenimiento del empleo evitando cualquier despido.

La dirección del Grupo TRAGSA ha comunicado a los representantes de los trabajadores su intención de llevar a efecto el despido previsto, que afectará en Canarias, de una plantilla de 252 trabajadores, a 81 personas, tras la sentencia favorable de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo.

El proceso de despido colectivo de TRAGSA, una empresa pública que realiza sus servicios a través de encomiendas de gestión de la Administración General del Estado, Comunidades Autónomas y poderes adjudicadores dependientes de ellas,  se inició en 2013. El proceso fue declarado nulo por la Sala de los Social de la Audiencia Nacional en 2014 permitiendo a los afectados la reincorporación a su puesto de trabajo, con el abono de los salarios dejados de percibir. Unos meses más tarde el mismo proceso fue considerado  ajustado a derecho por la sentencia del Supremo.

Para la diputada nacionalista, “el escenario social y económico en el que se desarrolló el procedimiento de despido colectivo, ha cambiado y tanto los presupuestos de la Administración del Estado como el de la Comunidad Autónoma de Canarias son expansivos por primera vez desde el inicio de la crisis; las perspectivas del incremento de la inversión pública y el aumento de las encomiendas a formalizar son esperanzadores”.

Asimismo la situación de TRAGSA ha mejorado al  ampliar su productividad y el volumen de negocio empieza a dar beneficios. Tras la sentencia del Tribunal Supremo la empresa ha matizado que modulará el número de ceses en función de las actuales circunstancias productivas, económicas y organizativas, reconociendo de este modo que la situación es, hoy, muy distinta a la dibujada en 2013.

La labor de TRAGSA en Canarias resulta especialmente relevante en la ejecución de servicios de desarrollo rural, conservación medioambiental y actuaciones de emergencia y, tal y como se señala en el texto expositivo de la PNL, “según nos trasladan los representantes de los trabajadores, la empresa ha aumentado la contratación eventual para cubrir el volumen de encomiendas que actualmente tiene”,  por lo que no se explica este proceso de despido.

Noticias relacionadas

Grupo Nacionalista Canario