Now Reading
Jonathan Martín: “Los baremos del proceso de estabilización convocado por el anterior Gobierno socialista generaron un efecto llamada y dejaron a gran parte del profesorado de Canarias vendido”

Jonathan Martín: “Los baremos del proceso de estabilización convocado por el anterior Gobierno socialista generaron un efecto llamada y dejaron a gran parte del profesorado de Canarias vendido”

– El diputado del Grupo Parlamentario Nacionalista, asegura que “el grupo nacionalista canario siempre defendió que había que estabilizar a personas, no plazas”

 

El diputado del Grupo Parlamentario Nacionalista (CCa), Jonathan Martín Fumero, ha comparecido en el Pleno del Parlamento de Canarias, para hablar del proceso de estabilización docente.

Según Fumero, las consecuencias de este proceso “son responsabilidad única y exclusiva del partido socialista y su manera de gestionar la consejería de educación, sin escuchar al resto y escudándose en los sindicatos para no reconocer la mayor metedura de pata que se recuerda en la consejería de Educación”.

Fumero explicó que el anterior gobierno presidido por Ángel Víctor Torres, “preparó un proceso de manera equivocada y cuando se vieron acorralados por la situación, pospusieron los plazos para pasar de puntillas por las elecciones de mayo del 23 y dejaron la bomba de relojería activada en cuenta atrás para el gobierno entrante”.

Además, el diputado de Coalición Canaria se ha dirigido al PSOE para decirle que no puede argumentar que no lo sabían, porque han dejado una rica hemeroteca de cómo fueron cambiando el discurso según su conveniencia política desde el verano de 2022 en adelante.

Fumero ha lamentado “el error garrafal de convocar miles de plazas, en contra de lo que hicieron el resto de las comunidades” y ha acusado al Pacto de las Flores de no ser precavidos y esperar a ver cómo discurría el proceso en otros lugares, “ya que, en su afán de hacer anuncios grandiosos, se tiraron a la piscina convocando más de 4.000 plazas generando un efecto llamada sin precedentes, dejando a gran parte profesorado de Canarias vendido ante los baremos establecidos”.

Asimismo, el diputado nacionalista recordó que este asunto se debatió en el Congreso de los Diputados “y el grupo nacionalista canario siempre defendió aquí y en Madrid que había que estabilizar a personas, no plazas, pero se empeñaron en llevar a cabo un sistema que resolvía la papeleta a la administración, pero no resolvía la situación a las personas en abuso de temporalidad”.

Fruto de ello, dijo Fumero, estamos aquí analizando que se ha llevado a cabo un proceso donde del 50% de las plazas no son para las personas que llevan años impartiendo docencia en las aulas canarias, excelentes profesionales con contrastada experiencia que forman parte del capital humano de la Consejería. “Esas plazas serán ocupadas por personas que vienen de otros lugares sin conocer la realidad de la educación en Canarias, que parten de cero”, lamentó el diputado nacionalista.

Asimismo, Jonathan Martín se preguntó “qué sentido tiene llevar a cabo un proceso de estabilización donde se queda fuera la gente que lleva años dando el callo en esta tierra, que afrontaron años de crisis, una pandemia, que han tenido que hacer frente en solitario a los cambios normativos mientras la consejería no aprobaba ni los currículos”.

Según el diputado de Coalición Canaria, gran parte de las personas que ocuparán esas plazas, en el primer concurso de traslados que puedan, volverán a sus lugares de origen y regresaremos al punto de partida, volviendo a una elevada tasa de interinidad, “con lo que no habremos conseguido nada más que castigar a nuestra gente”.

 

 

See Also

 

 

Asimismo, el diputado nacionalista se ha referido a la situación de incertidumbre que amenaza a los docentes “que han dedicado años, en ocasiones décadas, a la enseñanza en esta tierra”. Jonathan Martín ha solicitado al consejero de Educación que se pongan en marcha todas las medidas que sean necesarias “para dar a estos profesionales la oportunidad que merecen y proporcionarles estabilidad profesional”.

 

 

 

Volver arriba