Beatriz Calzada

Beatriz Calzada insiste en la creación de un Comité Técnico de Educación para supervisar el desarrollo del curso escolar

La diputada y portavoz en Educación del Grupo Nacionalista Canario, Beatriz Calzada, ha recordado esta tarde que ya “José Miguel Barragán trasladó al presidente Ángel Víctor Torres que creara un comité técnico de Educación para supervisar el desarrollo y conclusión de este curso escolar, afectado irremediablemente por la crisis sanitaria del coronavirus”.

Esta petición, sobre la que no he hemos tenido contestación, se reitera en el día que “conocemos la decisión del Ministerio de Educación de permitir que los alumnos reciban una aprobado general (con evaluación), salvo casos excepcionales, y la posibilidad de que aquellos niños con mayores dificultades para acceder al aprendizaje tengan clases de refuerzo”.

Aunque esta ha sido la decisión tomada en el ámbito estatal, la Ministra ha facultado a las Comunidades Autónomas a decidir por sí mismas qué modelo seguir, pero en Canarias la comunidad educativa está desconcertada ante las actuaciones y falta de empatía por parte de los responsables del área, “que ya pusimos en evidencia ante el presidente Torres, tanto en las reuniones semanales como en su comparecencia ante la Diputación Permanente”.

Es necesario un comité, un grupo de trabajo que reúna al gobierno, sindicatos, educadores, estudiantes de educación superiores y padres y madres, para decidir de manera conjunta cómo se va a abordar esta situación, vista la desorientación e incongruencia a las que nos tiene acostumbrados la consejera de Educación “que un día llama dinosaurios a algunos profesores y otro día niega que la Educación Infantil tenga contenidos educativos, cuando es evidente que sí los tiene”. En este sentido, “le recordamos los Decretos 183/2008 y 201/2008”, apuntó Calzada.

Asimismo, debemos lamentar que una iniciativa positiva, que era la de entregar tablets a los niños con dificultades para acceder a esos recursos, haya articulado unas instrucciones cuanto menos alejadas de la realidad de las familias ya que “obligan a los padres a recogerlos en el centro, sin tener en cuenta dónde viven, cómo viven, si tienen menores o mayores a su cargo, impidiendo a los ayuntamientos hacer esa labor como ha sido su intención desde el primer momento”.

Creemos sinceramente que tanto niños y jóvenes como sus familias están viviendo unas circunstancias suficientemente excepcionales, anímicamente y emocionalmente, como para que la consejería de Educación, su principal referente en estas edades, “tenga una actitud errática y alejada de toda empatía sobre lo que tiene que ser una atención personalizada”.

Educación infantil

Asimismo, y en coherencia con las políticas adoptadas por el Gobierno de Canarias para fomentar la escolarización temprana en el primer ciclo de Educación Infantil, creemos necesario que se articule una ayuda extraordinaria destinada a los centros infantiles autorizados, con la finalidad de contribuir al mantenimiento de la red de centros garantizando, una vez levantada la suspensión de la actividad presencial, la oferta de puestos escolares para la continuación del curso escolar y el inicio del curso 2020. Dada las circunstancias “se prevé una disminución en la incorporación de alumnos cuando se reanude la actividad unida a la baja, en los meses de julio y agosto, de aquellos alumnos que se incorporarán al 2º ciclo para el próximo curso”.

 

 

Noticias relacionadas

Grupo Nacionalista Canario