Now Reading
CC-PNC-AHI presenta 76 enmiendas a la Ley de Cambio Climático que no contempla a Canarias como Región Ultraperiférica

CC-PNC-AHI presenta 76 enmiendas a la Ley de Cambio Climático que no contempla a Canarias como Región Ultraperiférica

Grupo
  • El incremento de las energías renovables debe hacerse de manera ordenada y planificada y prioritariamente debe ser de titularidad pública

El Grupo Nacionalista Canario ha presentado 76 enmiendas al Proyecto de Ley 18 de Cambio Climático y Transición Energética, que en palabras de su ponente, Jesús Machín, “tiene dos debilidades importantes, la no consideración del hecho insular  de Canarias, y su condición de Región Ultraperiférica; y la insuficiente cooperación y  asistencia a Cabildos y Ayuntamientos para ejercer sus competencias en la materia”.

Para el diputado, “el incremento de las energías renovables y su capacidad de gestión a través del almacenamiento energético y al gestión de la demanda en todos los sectores de la economía de Canarias debe hacerse de una manera ordenada y planificada”.

Para que los beneficios de la energía renovable reviertan de nuevo en la sociedad canaria, que ha aportado su suelo y ha alterado su entorno,  “su producción, almacenamiento y autoconsumo  debe ser prioritariamente de titularidad pública”.

La gobernanza para la acción climática debe incorporar la participación ciudadana como eje integrador en el diseño y desarrollo de las políticas necesarias. Por tanto, el Gobierno tiene que ser más ambicioso, a través de la  “que proponemos denominar” Agencia Canaria de la Energía y Acción Climática, y extender sus funciones al impulso de iniciativas como el asesoramiento  a empresas y personas sobre la acción climática, planificar y coordinar este proceso en la Comunidad Autónoma, entre todas las consejerías y departamentos del Gobierno de Canarias; elaborar, redactar y ejecutar proyectos propios, y armonizar y canalizar todos los recursos, subvenciones y ayudas orientadas a la lucha contra el cambio climático y la transición energética

En este ámbito no se puede dejar actuar de manera independiente, por falta de recursos humanos y materiales, a los Ayuntamientos y Cabildos. Los planes municipales de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (PACES), podrán integrar también el plan de Movilidad Urbana Sostenible. Para Machín es fundamental que “la Comunidad Autónoma preste cooperación y asistencia técnica y jurídica al resto de instituciones canarias en el ejercicio de sus competencias en materia de cambio climático y transición energética y de modo especial para la elaboración de los planes que les competen.

La acción de liderazgo que debe asumir el Gobierno de Canarias en esta transformación requiere de una política de subvenciones y campañas informativas hacia modelos de autoconsumo energético individual y especialmente colectivo en el ámbito residencial. A esto se añadiría la posibilidad de adoptar medidas de colaboración y cooperación que pueden ser fiscales, de apoyo a la I+D+i, de empleo, de protección social y actividades formativas para incentivar la adaptación del personal trabajador, en particular en las entidades locales de las áreas geográficas vulnerables hacia una economía baja en carbono; organizaciones de los sectores empresariales, sindicatos, universidades, centros educativos, asociaciones y ONG’s.

Al ser una actividad transversal, todas las consejerías del gobierno de Canarias, y sus respectivas áreas de actuación, tienen que estar implicadas. En concreto las enmiendas de CC-PNC-AHI destacan la importancia de la elaboración de planes educativos y la reorganización del transporte público en detrimento del uso del vehículo privado.

See Also
Garcia Ramos

Por su parte, desde el área de Agricultura, se deberá fomentar  la utilización de residuos procedente de la agricultura y ganadería para la elaboración de biocombustibles, así como elaborar conjuntamente entre las Administraciones Públicas Canarias (y con su asesoramiento) y las explotaciones agrícolas y ganaderas con un tamaño superior al que se determina en la Estrategia Canaria de Acción Climática, un plan de transición energética dirigido a minimizar la huella de carbono que generan.

En cuanto a los ecosistemas marinos se propone aumentar el personal dedicado a la vigilancia y se insta a realizar una ordenación que establezca las distintas utilidades posibles que sean compatibles con el desarrollo sostenible y el respeto de ecosistemas marinos. Por último se propone apostar por abordar el círculo virtuoso que supone el aprovechar las oportunidades de adaptación, mitigación y resiliencia que los ecosistemas forestales encierran en sí mismos, y desarrollar un sistema de alerta temprana específico para Fenómenos Meteorológicos Adversos para las ochos islas y las áreas marinas adyacentes.

Por último, y con una visión a largo plazo, se contempla en las enmiendas presentadas que si se desarrollara cualquier proceso de innovación en  materia de acción climática no previsto por esta Ley, se podría producir una revisión normativa para encajar tal proceso, siempre que tienda a favorecer la sostenibilidad, la disminución de la huella de carbono y la lucha contra el cambio climático.

Volver arriba