Calima

Los diputados de Tenerife esperan clarificar si hubo inacción del Gobierno o irresponsabilidad de la alcaldesa de Santa Cruz frente a la calima del 23 de febrero

Los diputados por la isla de Tenerife, Rosa Dávila, José Alberto Díaz-Estébanez y Socorro Beato, han reclamado al Gobierno de Canarias que explique por qué no actuó ante el fenómeno de calima que padecíamos en la isla, “ante el que el Ayuntamiento de Santa Cruz no dio la respuesta adecuada, poniendo en riesgo a la población que estaba en esos momentos en la calle con motivo del Carnaval y el Gobierno de Canarias miró para otro lado”.

Los datos sobre la calidad del aire cuantificaban altos índices de contaminación, in crescendo desde las 7 de la mañana, y ninguna administración tomó, siquiera, “medidas dado el nivel de contaminación del aire que estaban respirando las más de 500.000 personas que fueron convocadas por el Ayuntamiento de Santa Cruz al levantar la suspensión de las actividades del Carnaval de día”.

Los diputados por Tenerife aseguran que la alcaldesa no puede “parapetarse” ante los miles de ciudadanos que siguiendo las indicaciones de su ayuntamiento, salieron a disfrutar del carnaval; “ellos no tienen responsabilidad, la tiene quien decide, en contra de la recomendaciones de la alerta y contra toda lógica, mantener un acto en unas condiciones de alto riesgo para la salud”

Este fenómeno de calima se desarrolló paralelamente a una situación de alerta por vientos, que dificultó la extinción de varios incendios ocurridos en la isla, y “que Santa Cruz de Tenerife no tuvo en cuenta a la hora de reanudar los actos de Canaval, que provocaron miles de desplazamientos a la capital, desde todos los municipios, en condiciones de escasa seguridad”.

Gestionar emergencias “requiere de un pilar básico que es la coordinación entre las instituciones competentes”,  coordinación que, sin duda, no se dio tal y como evidencian las declaraciones contradictorias de sus portavoces y titulares, algunos de ellos en redes sociales otros, en comparecencias públicas”.

También “nos sorprende que al mismo tiempo que el Gobierno de Canarias suspendía la actividad lectiva y recomendaba a los ciudadanos no salir de casa y no realizar actividades al aire libre, mientras el Ayuntamiento de Santa Cruz invitaba a la gente al Carnaval, sin la información suficiente”.

Por todo ello, y en la labor de fiscalización al Gobierno, y después de pasado el Carnaval y las situaciones que se generaron, “hemos presentado y presentaremos todas aquellas iniciativas parlamentarias de solicitud de información y documentación que aclaren la toma de decisiones en relación a las alertas decretadas entre el 22 y 24 de febrero, que permitió desarrollar el Carnaval de Día, tras haberlo suspendido la noche anterior, sin que se  hubiera dado ningún cambio en las previsiones de viento y calima para toda Canarias, y para la isla de Tenerife”.

 

 

Noticias relacionadas

Grupo Nacionalista Canario