Nereida Calero

Nereida Calero: “Hay que asumir con claridad los límites al crecimiento turístico y poblacional”

La diputada del Grupo Nacionalista Canario (CC-PNC) por Fuerteventura, Nereida Calero,  explicó éste miércoles en el Pleno del Parlamento de Canarias que “hay que asumir con claridad los límites al crecimiento turístico y poblacional”, para poder saber bien cómo gestionarlos, “y evitar que se generen mayores desequilibrios en infraestructuras, servicios básicos, seguridad, convivencia”, etc.

Consideró además que ante el crecimiento del balance turístico que viene registrándose en los últimos años, es el momento de aumentar precios, seleccionar mercados, pero también de invertir en formación, en renovación, en modernización… “En definitiva, en calidad de infraestructuras, servicios… y subir salarios: los primeros beneficiarios de los balances positivos del turismo deben ser los trabajadores”, apuntó.

Calero recordó que “muchas formaciones, cuyos portavoces hablan ahora claramente de estos conceptos de capacidad de carga, no hace mucho acusaban a Coalición Canaria de fomentar la xenofobia, cuando indicábamos que había que comenzar a pensar sobre cuál era el techo turístico y el techo poblacional de las islas”.

La diputada señaló que “alguna conclusión debemos extraer” de datos como los de Hosteltur que indican que 2016 se cerró con Fuerteventura como la isla con mayor proporción de turistas por habitante a nivel mundial. Esto es: 2.217 turistas por cada 100 habitantes a lo largo de 2016. Lanzarote fue la segunda del ranking; La Gomera, la sexta; Tenerife, la séptima; Gran Canaria, la novena; y La Palma, la número 12 de este ranking mundial.

Sin duda, una alta presencia de turistas es muy positiva para las Islas, porque genera mucha economía, “pero hay que saber bien como gestionarla, porque también afecta a nuestras carreteras, al medio ambiente, al mercado laboral, a los servicios sociales, al acceso y coste de la vivienda, a la desalación de agua, a la depuración, a la sanidad…”.

Nereida Calero insistió en que “las islas son un territorio muy frágil y los límites están ahí, existen, y los debemos asumir con claridad, porque de otra forma acabaremos degradando y destruyendo nuestra principal actividad económica y nuestro territorio. Y, más importante aún, nuestra estabilidad social”, concluyó.

 

Noticias relacionadas

Grupo Nacionalista Canario