García Ramos

García Ramos denuncia que Marruecos pretende consumar unilateralmente su expansión hacia aguas territoriales canarias y del Sahara

El diputado del Grupo Nacionalista Canario, Juan Manuel García Ramos, ha denunciado esta mañana que Marruecos, en plena crisis del coronavirus, pretende consumar su expansión hacia el sur con la publicación en el Boletín Oficial del Reino de las dos leyes que en su día aprobó en Consejo de Gobierno y que luego ha tramitado y ratificado en su Parlamento.

Se trata del proyecto de ley 37.17, que modifica y complementa la norma del 2 de marzo de 1973, que fija el límite de las aguas territoriales; y el proyecto de ley 38.17, que modifica y complementa la Ley 1.81 que establece la zona económica exclusiva de 200 millas náuticas frente a la costa marroquí), aguas que delimitan su territorio ilegalmente dado que pertenecen al Sahara y que además se solapan con la jurisdicción de las aguas canarias.

Mediante esta publicación, “Marruecos pretende consumar su expansión hacia el sur, extendiendo su dominio a las costas oceánicas que van desde Tarfaya a La Güera y delimitando desde esos puntos cardinales las consiguientes aguas territoriales (12 millas náuticas), la zona económica exclusiva (200 millas) y la plataforma continental, lo que en resumidas cuentas significa abarcar 350 millas náuticas hacia el Atlántico”, explicó el diputado.

Con esa nueva expansión se anexionarían buena parte de las aguas de las Islas Canarias si no frenan tales ambiciones o, en el mejor de los casos, si no se opta por un acuerdo para trazar una mediana entre esa arbitraria ocupación marroquí de la costa sahariana y los derechos de nuestro Archipiélago. “Todo ello sin dejar de denunciar que estaríamos negociando con el que se dice dueño de algo que no le pertenece”, aclaró.

La aprobación hoy de estas dos leyes, y su publicación en el BOE marroquí, “es una nueva tomadura de pelo de la diplomacia del país vecino llevada a cabo además cuando el Estado español muestra una debilidad institucional manifiesta y que, desde luego, está volcado en resolver el drama que ha supuesto la pandemia del coronavirus, con cifras escalofriantes de muertes y de infecciones que no paran de crecer”, lamentó García Ramos.

“No queda sino lamentar este nuevo paso del Gobierno de Marruecos y esperar que las organizaciones y los tribunales internacionales pongan en su sitio tal ilegalidad manifiesta de un país que se ha acostumbrado a avanzar en sus expansiones, a base de negar las resoluciones de la ONU y las sentencias de los tribunales europeos”, concluyó.

Noticias relacionadas

Grupo Nacionalista Canario