Educación

El Grupo Nacionalista recoge las propuestas de Confapa Canarias para conocer las necesidades de las familias en materia educativa

El Grupo Nacionalista Canario, representado por sus diputadas Beatriz Calzada, Jana González, Lady Barreto, Nereida Calero y Socorro Beato se han reunido esta mañana con Confapa Canarias (confederación de Asociaciones de Madres y Padres de la Alumnos) para conocer cuáles son las necesidades de las familias ante las consecuencias que ha supuesto, para el sistema educativo, la crisis del coronavirus.

En este sentido los miembros presentes en la reunión han trasladado su malestar por la falta de diálogo con la Consejería de Educación y la necesidad de articular un mecanismo de participación que contribuya a que se escuchen todos los puntos de vista, “de profesores, madres y padres y alumnos, especialmente aquellos con especiales necesidades”.

Esta incapacidad para la escucha, como la han llegado a definir algunos, “creemos que está en el origen de la desorganización del área en Canarias, que se ha trasladado a los centros que carecen de criterio comunes, e incluso en algunos centros cada profesor actúa de manera diferente”, lamentó Beatriz Calzada, portavoz de Educación del Grupo Nacionalista.

La preocupación de las familias es evidente, “esta situación excepcional genera mucha incertidumbre, y aunque entendemos que las decisiones son complejas, si se hubiera convocado una mesa de trabajo especifica, como venimos reclamando hace semanas, muchas de estas dificultades se habrían superado“, destacó la diputada.

Los representantes de Confapa propusieron además la participación de los padres y madres en el ámbito del acuerdo marco entre Sanidad y Educación, que permitiría diseñar, con todas las garantías, la vuelta de los niños a las aulas tanto los que se pueden incorporar a finales de este mes, como los que lo harán ya en septiembre.

Sobre este punto, los representantes de los padres y madres trasladaron su preocupación por la falta protocolos, medidas y explicación de fechas, así como la garantía para llevar adelante estas propuestas. También aluden al desconocimiento de las medidas de conciliación, solo se ha hablado de aquellas familias cuyos progenitores acrediten ciertas condiciones (que no se conocen), y a los trámites para hacerlo. Una de sus dudas es también el “por qué no se contempla que los niños mayores de 6 años puedan ir al colegio”, y si se habilita julio, “qué medidas se tomarán para que se puedan combinar las actividades de todos los miembros de la familia”, explicaron.

En lo referido al inicio del curso escolar 2020-2021, la diputada Jana González trasladó que ya había solicitado una comparecencia de la consejera a este respecto, pero sí insistió en que “se aprueben cuanto antes los protocolos necesarios para el inicio del curso en septiembre, empezando por un procedimiento común de medidas de limpieza y seguridad que permita a lo centros tener unas instrucciones claras”.

Finalmente y desde un punto de vista económico, desde Confapa se puso en evidencia que no era necesario contar con libros de texto el próximo curso, “atendiendo a las especiales situaciones que están viviendo los hogares con miembros afectados por un ERTE o en paro, es el momento de potenciar el trabajo y el estudio por proyectos, diseñados específicamente para cada nivel educativo”.

 

Noticias relacionadas

Grupo Nacionalista Canario