LGTBI

Opinión. Derecho de las personas trans a la práctica deportiva en Igualdad

 

Socorro Beato.- 

Las iniciativas parlamentarias nacen del contacto con personas, asociaciones y colectivos que nos acercan a los problemas de los ciudadanos para los que tratamos de encontrar soluciones que mejoren su calidad de vida. Esa es una de las grandes satisfacciones de mi trabajo como diputada.

Esta semana pude defender una propuesta que tiene el rostro de Mayron, un joven transexual cuyo sueño es practicar la lucha canaria. Lo conocí, junto a mi compañero del Grupo Nacionalista Canario (CC-PNC), José Manuel Pitti, hace algunos meses. El coraje de Mayron y su testimonio ha ayudado a mucha gente, sobre todo desde su aparición en el programa de Televisión Canaria, Todo Lucha.

La iniciativa pretende abrir las puertas a cientos de rostros anónimos: chicas y chicos transexuales que sueñan con desarrollar su vida en plenitud y hacer deporte, sin temor a ser juzgados, señalados o discriminados.

En 2014 la Ley canaria de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales constituyó un hito al garantizarles su derecho a recibir una atención integral y adecuada a sus necesidades médicas, psicológicas, jurídicas, en igualdad de condiciones con el resto de la ciudadanía.

Partió del trabajo de colectivos de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGTBI) y puso a Canarias en la vanguardia. No obstante, la mejora de estas políticas, la necesidad de eliminar la connotación patológica de la transexualidad y los informes médicos previos, precisan de su modificación.

Hasta ahora se ha desarrollado el Protocolo para el acompañamiento al alumnado trans y atención a la diversidad de género en los centros educativos de Canarias. Están constituidas mesas de trabajo en materia de empleo, formación a los empleados públicos, guías sanitarias yla  guía de actuación para medios de comunicación; y una mesa para modificar la Ley, junto a las familias con menores trans, asociaciones y colectivos representativos de las personas LGTBI, el Instituto Canario de Igualdad y las Consejerías de Sanidad y de Educación y Universidades.

Es necesario facilitar el acceso real a la práctica deportiva a las personas transexuales en condiciones de igualdad, conforme a su sexo sentido. A partir de infantil, los equipos dejan de ser mixtos. Las entidades deportivas, a la hora de facilitarles el acceso al deporte, conforme a su sexo sentido, exigen que su circunstancia esté consignada en el Documento Nacional de Identidad.

Sin ficha federativa no pueden competir ni estar asegurados, por lo que si se lesionan entrenando tendrían afrontar ellos el coste de su recuperación. Mayron es un chico, se siente como un chico, sin embargo su DNI lo obligaría a competir con las chicas y, no quiere, ni puede, ni debe competir con chicas.

Como bien nos apuntaba la madre de una niña trans de Fuerteventura, el sexo no se reduce a los genitales. Los genitales condicionan el sexo que se nos asigna en la inscripción registral al nacer, pero no determinan nuestra identidad sexual.

El cambio en el DNI es un trámite engorroso y lento, durante el cual se ven imposibilitados para la práctica deportiva, precisamente en los mejores años de su vida.

La Ley canaria prevé que las personas transexuales puedan contar, durante el proceso de reasignación de sexo, con la documentación administrativa única que les facilite una mejor integración, tanto en su entorno social como ante las administraciones.

Por ello acordamos constituir una mesa de trabajo con los colectivos LGTBI, para acometer lo previsto legalmente y garantizar que las personas transexuales cuenten, hasta que se materialice el cambio de la inscripción relativa al sexo en el Registro Civil, con la documentación administrativa única que les facilite su integración social, válida ante cualquier administración pública y reconocida por las entidades y federaciones deportivas, que permita a las personas transexuales el acceso al deporte de competición en condiciones de igualdad, conforme a su sexo sentido.

Asimismo, CC-PNC ha presentado enmiendas al Proyecto de Ley Canaria del Deporte para promover la igualdad y la eliminación de cualquier discriminación por motivos de identidad sexual y expresión de género en la práctica deportiva.

Pretendemos la incorporación de un nuevo artículo referido a la diversidad sexual e inclusión en el deporte para que, las administraciones públicas y las entidades deportivas, promuevan la igualdad y la no discriminación por motivos de identidad sexual o de expresión de género en la práctica deportiva. Que en los eventos y competiciones deportivas, sea cual sea su naturaleza y nivel, tanto federados como de ocio, sin distinción de categoría o edad, se garantice la plena igualdad y la libertad de las personas transexuales e intersexuales y de los deportistas LGTBI en general. Además de garantizar la adecuación y el uso de instalaciones deportivas por las personas con distintas diversidades sexuales, identidades y expresiones de género en condiciones de igualdad. Y sobre todo que en ningún caso, la práctica de los deportistas LGTBI este condicionado a la previa presentación de informe médico o psicológico alguno.

Nos queda la satisfacción de haber concitado la unanimidad del Parlamento en apoyo de nuestra iniciativa, que permitirá instrumentalizar, en la práctica, el ejercicio del derecho a practicar el deporte conforme al sexo sentido y posibilitar el sueño de Mayron y de tantos chicos y chicas transexuales, contribuyendo a su pleno desarrollo como personas.

 

 

Noticias relacionadas

Grupo Nacionalista Canario