Carnaval

Opinión. Feliz Carnaval de la Fantasía en Santa Cruz

Socorro Beato.-

Santa Cruz vive en estos días el Carnaval de la Fantasía. Han sido muchos meses de pre carnaval, días de ensayos de murgas, comparsas, agrupaciones, rondallas y grupos del carnaval; robando horas al sueño, a la familia y los amigos. Miles de puntadas para coser y poner a punto los disfraces. Mucha silicona pegando plumas, lentejuelas y pedrería para conseguir el mejor disfraz. Un mes repleto de concursos y actos oficiales que culminaban con la Gran Gala de elección de la Reina del Carnaval.

La Gala es el evento más esperado. El pasado miércoles pudimos disfrutar de un espectáculo dinámico y brillante. Las indiscutibles protagonistas de la noche fueron las trece candidatas. Todas con unos diseños realmente impresionantes, arropadas por la participación de los grupos del carnaval, y con una escenografía que logró crear una atmosfera de fantasía en una noche mágica.

Eso pensaron miles de espectadores que eligieron la 2 de Televisión Española o la Televisión Canaria, cuya audiencia creció en conjunto, respecto al 2017, en 275 mil espectadores. A los que hay que añadir los que la disfrutaron por el canal internacional de Televisión Española, la emisión web y las radios. Una excelente promoción cubierta por decenas de periodistas de varios países acreditados en la isla.

Pero el carnaval es más que una celebración. Se genera toda una economía en torno a la fiesta. Hoteles y alojamientos cuelgan el cartel de completo; cafeterías, bares y restaurantes incrementan su actividad; trabajan a destajo costureras y diseñadores; las tiendas de tejidos y disfraces viven sus meses más intensos.

El carnaval es también la fiesta de las familias que ha encontrado en el Carnaval de día su mayor exponente. Desde que se implantó, hace ya varios años, el Carnaval de día se ha consolidado como una experiencia donde disfrutan pequeños y adultos por igual.

La ciudad se pone al servicio de la fiesta: el transporte incrementa horarios y frecuencias; se refuerzan los efectivos de seguridad y emergencias; se organiza un hospital del carnaval como servicio preventivo y de asistencia sanitaria para dar seguridad a la población. Y para evitar que muchos terminen en el hospital, el Ayuntamiento un año más, lanza la campaña de sensibilización y prevención del consumo de drogas y alcohol, El peor disfraz del mundo, dirigida particularmente a la población joven de edades comprendidas entre 14 y 17 años.

Se activan todos los servicios públicos municipales, más intensamente el de limpieza, que consigue que las calles vuelvan a su aspecto cotidiano lo antes posible. Este año se suma la campaña de concienciación ciudadana: Carnaval te quiero, limpio-Santa Cruz recicla con el objetivo de reducir la generación de residuos porque es posible divertirse ensuciando un poco menos.

La Gala finalizaba al grito de “Santa Cruz, ya tiene reina”. Una expresión de entusiasmo que se ha convertido en un clásico y que da paso a la cabalgata anunciadora, cuando arranca el carnaval en la calle. A partir de ahí, el carnaval es imparable.

La creatividad y el ingenio inundan Santa Cruz. Llega la hora de gozar de la fiesta. Esperemos que la lluvia dé una tregua y el tiempo acompañe. La lluvia suele ser recurrente en los carnavales pero nunca ha frenado a los carnavaleros que se echan a la calle a bailar con la peluca como paraguas.

El Carnaval es orgullo chicharrero, nuestra fiesta más grande. Una de nuestras señas de identidad. A los chicharreros nos gusta decir que Santa Cruz tiene el mejor carnaval del mundo y no nos falta razón. El Carnaval de Santa Cruz está declarado como fiesta de interés turístico internacional, la única de toda Canarias que tiene ese título.

Es el mayor escaparate de promoción de la ciudad y del conjunto de la isla de Tenerife. Un reclamo turístico para miles de visitantes que vienen de todas las partes del mundo a disfrutar de nuestra fiesta, al calor de la hospitalidad y amabilidad de nuestra gente.

El carnaval no te lo pueden contar, hay que vivirlo. Hay que sentirlo para enamorarse de él. La fiesta en la que los chicharreros ponemos el corazón.

¡Feliz Carnaval!

 

 

Noticias relacionadas

Grupo Nacionalista Canario