Socorro Beato

Opinión. Santa Cruz crea condiciones para generar empleo

Socorro Beato.-

El Ayuntamiento de Santa Cruz ha mirado de frente la realidad de muchas familias en dificultades agravadas por la incidencia de la crisis económica. Lo ha hecho aportando los recursos públicos a su alcance para prestar apoyo y atender las necesidades de muchos vecinos con problemas para afrontar el pago del alquiler de su vivienda, pagar el recibo de la luz o del agua e, incluso, para acceder a la compra de la alimentación básica.

Ese esfuerzo lo ha posicionado entre los diez primeros municipios de España en gasto social. Según datos del Ministerio de Hacienda sobre la liquidación presupuestaria del pasado ejercicio, Santa Cruz es el décimo municipio de todo el Estado en inversión por habitante en 2016, más concretamente en las partidas destinadas a combatir la pobreza y a reactivar el empleo.

Según dicha fuente, en 2016, el Ayuntamiento de Santa Cruz dedicó 29,2 millones euros a políticas de protección y promoción social, lo que supone un gasto de 143,26 euros por habitante. Esto se traduce en un incremento de la inversión en esta área en un 26% respecto al año anterior, cuando se destinaron 23,2 millones de euros.

Lejos de conformarse con los primeros informes de coyuntura favorables de la recuperación económica, la voluntad del Ayuntamiento sigue siendo mantener, e incluso incrementar, las partidas presupuestarias destinadas a la protección social para dar respuesta a las necesidades básicas de los vecinos sin recursos, mejorando la gestión de las Prestaciones Económicas de Asistencia Social (PEAS), hasta el punto de que en 2017 el incremento respecto a 2011 ha sido del 40%.

Este crecimiento presupuestario en lo social ha sido posible gracias a la buena gestión realizada en los últimos años por el área económica de la Corporación, que ha sabido timonear el saneamiento financiero de las cuentas municipales, reduciendo la deuda e incrementando los ingresos por la mejora de la recaudación. Todo ello con la habilidad de no aumentar la presión fiscal a los vecinos al aplicar reducciones y rebajas fiscales en determinadas tasas e impuestos con la finalidad de contribuir a la reactivación de la economía y aligerar el peso de los gastos de las familias.

A riesgo de caer en un tópico, hemos de insistir en la idea de que la dinamización y el impulso a la economía para la creación de empleo son las mejores políticas sociales. Por eso los esfuerzos también siguen encaminados a generar condiciones para la creación de puestos de trabajo, a través de diversas herramientas como los modernos planes de empleo o la apertura del municipio a nuevas actividades y sectores productivos.

La ciudad se ha propuesto planificar nuevos planes de empleo más centrados en la formación adaptada a las necesidades reales del mercado de trabajo y a la demanda de las empresas. A ello está orientado la elaboración del plan de empleo para las grandes ciudades. En colaboración con el Gobierno de Canarias y las ciudades de mayor población del Archipiélago, el propósito es que los beneficiarios no solo perciban un salario-ayuda que se acabe en unos meses, sino que los planes incluyan formación y cualificación con un itinerario formativo y de inserción que pueda culminar en la suscripción de un contrato laboral estable y de calidad.

Por otra parte, la tradicional actividad de la ciudad, centrada en el sector servicios y el comercio, ahora está orientada a alcanzar una nueva dimensión con actuaciones como el impulso al sector industrial en los terrenos de la dársena pesquera o la consolidación del parque tecnológico en Cuevas Blancas para actividades de corte tecnológico, innovación e investigación. Estas y otras decisiones están permitiendo aumentar el número de contratos firmados e incrementar la creación de empresas en la capital.

No podemos olvidar, además, la gran apuesta de la ciudad por convertirse en la capital turística de la isla, con la habilitación de una oferta cultural y de ocio atractiva y de calidad que está dando frutos: crece el número de visitantes y se multiplican las pernoctaciones, así como la satisfacción de los turistas con el municipio.

Esta es la línea a seguir, y los resultados positivos demuestran que se están generando condiciones que permiten el aumento de la inversión en el municipio, la activación de la actividad económica y que se multipliquen las oportunidades de empleo en “Santa Cruz, el corazón de Tenerife”.

Noticias relacionadas

Grupo Nacionalista Canario