Now Reading
Unanimidad en la propuesta de Díaz-Estébanez para dotar a los mayores de un dispositivo de geolocalización

Unanimidad en la propuesta de Díaz-Estébanez para dotar a los mayores de un dispositivo de geolocalización

Díaz Estébanez

El Parlamento de Canarias aprobó por unanimidad una Proposición No de Ley del diputado del Grupo Nacionalista Canario, José Alberto Díaz-Estébanez, sobre dotación de dispositivos de geolocalización para personas mayores con el objetivo de mejorar su calidad de vida.

Este tipo de dispositivos “permiten mayor seguridad y garantía a la hora de que nuestros mayores realicen cualquier actividad en el exterior, pero también en casos de emergencias para quienes viven en soledad”.

Por ello se planteó instar al Gobierno de Canarias, a través de su Consejería de Derechos Sociales y en coordinación con los Departamentos y Administraciones que considere pertinente, a realizar un estudio de viabilidad de la puesta en marcha de un proyecto piloto que tenga como objetivo la dotación de “Dispositivos de Geolocalización para Personas Mayores” con capacidad para establecer su ubicación y mecanismo de respuesta ante situaciones de emergencias.

El sistema, a modo de reloj digital con botón de emergencia, “puede tener un sistema de control en remoto y extendido de respuesta ante este tipo de circunstancias”, de manera que, a su vez, “también se articule un mecanismo de comunicación con familiares, policía local, protección civil o emergencia sanitaria” en función de cada caso. En este sentido el nacionalista solicitó también estudiar la capacidad de establecer “un centro coordinador de comunicación y respuesta”, que estaría coordinado con el centro del 1-1-2 Canarias, tal y como propusieron los grupos de gobierno a través de una enmienda.

See Also
Rosa Dávila

Díaz-Estébanez aprovechó esta PNL para proponer el impulso de la formación de TICs con personas mayores, para la correcta utilización y aprovechamiento de este tipo de herramientas “y que estén al servicio de su seguridad e integridad física y mental”.

El envejecimiento progresivo de la población sin una “red familiar”, así como las limitaciones impuestas por la pandemia de la COVID-19 para afrontar los cuidados por condiciones sociales, económicas y/o demográficas, ha hecho que las personas mayores, tanto las que viven en residencias, como quienes lo hacen en sus propios hogares “hayan confinado involuntariamente el desarrollo de su vida ordinaria”.

Volver arriba